Las tecnologías que están transformando cómo nos conectamos y comunicamos.

Continuar disminuyendo la brecha digital no sólo implica reducir distancias geográficas, si no también dar acceso y conocimiento sobre el uso de la red.

Nuestros dispositivos inteligentes están expuestos a ciberataques, por eso es fundamental educarnos sobre ciberseguridad y aplicarla en nuestro diario vivir.

Muchas personas se encuentran aisladas en sus casas, cuidando sus familias o realizando teletrabajo y educación a distancia, por eso buscamos asegurar una comunicación de calidad y sostenible para todos.

La conectividad hoy es crucial para el desarrollo y sustentabilidad de los países, y una gran ayuda para realizar nuestras actividades diarias.

En 2019 celebramos 55 años de historia, recordando algunos de los nuestros hitos más importantes que han aportado a acercar las infinitas posibilidades que da la tecnología.

Un año antes del alunizaje, comenzaba a operar en Chile una estructura pionera en Latinoamérica: la estación satelital Longovilo. La destreza de los ingenieros, permitió que nuestro país viera en vivo la transmisión televisiva del primer hombre en la luna.

Los dispositivos electrónicos tienen en su interior materias primas y minerales preciosos como cobre, oro, platino y cobalto, que pueden ser reciclados y convertidos en nuevos productos o servicios.

La temperatura, nuestra música y los programas o películas que vemos online, hoy pueden ser controladas por comando de voz, control remoto, tablet o smartphone, gracias a la inteligencia artificial.

Según un estudio de 2017, cada usuario tiene en promedio 6.5 contraseñas, cada una usada en unos 4 sitios diferentes, y cerca de 25 cuentas activas en Internet que requieren ingresar una contraseña.

A fines del 2018, se superó por primera vez la barrera del 50% de personas conectados a internet en el mundo, alcanzando los 3.9 billones. Para el 2020, se espera que ese número aumente a 5 billones.