Reciclaje Electrónico

E-waste

¿Cuántos años de vida útil tiene un computador o un microondas? ¿Cuántos cargadores de celulares has perdido o botado, y vuelto a comprar en los últimos 10 años?

Un refrigerador que no enfría, se vuelve un estorbo para quien tiene que deshacerse de él y usualmente termina en un vertedero, contaminando nuestro planeta. Este tipo de desecho es conocido mundialmente como e-waste (electronic waste).


Estos aparatos electrónicos están llenos de materias primas y minerales preciosos como cobre, oro, platino y cobalto en su interior. También contienen elementos nocivos para el planeta, pero la mayoría pueden ser reciclados o reutilizados, y convertidos en nuevos productos o servicios.



Existen 6 categorías de desechos electrónicos, cada uno con su vida útil y correcto procesamiento de reciclaje:

Planeta e-waste

En el mundo se descartan alrededor de 50.000.000 de toneladas de e-waste al año.

FUENTE: Naciones Unidas

Esto se debe a los rápidos avances de la tecnología y la renovación periódica de equipamientos y dispositivos como celulares, audífonos, computadores, productos TI, etc. Los desechos electrónicos se han convertido en la principal fuente de residuos generados a nivel mundial, y seguirá creciendo si no gestionamos de forma eficiente estos residuos.


Estimaciones realizadas por PACE, Plataforma de Aceleramiento de la Economía Circular, y la Coalición de E-Waste de las Naciones Unidas, señalan que, de mantenerse la actual gestión de residuos electrónicos, la cifra anual se elevaría a 120 millones toneladas para el 2050.

Cifras a nivel usuario

44 millones de toneladas

de e-waste fueron producidas en 2017, eso significa más de 6 kilos por cada persona en el planeta.

FUENTE: Naciones Unidas

¿Realmente somos capaces de producir tanta basura electrónica?

En el mundo existen alrededor de 3 billones de smartphones activos y solo en 2018 se vendieron 1.43 billones de smartphones nuevos.

FUENTE: Strategy Analytics

¿Cuántos celulares o smartphones has tenido durante tu vida?

Los usuarios reemplazan sus teléfonos inteligentes aproximadamente cada 2.5 años.

FUENTE: Kantar Worldpanel

La cantidad de smartphones que hemos tenido dependerá de varios factores, como edad, capacidad de adquisición, gustos, etc. Pero podríamos decir que según esta cifra, una persona de 30 años ha tenido un promedio de 6 celulares o smartphones en su vida. Ahora sumemos la cantidad de computadores estacionarios o laptops. Ahora cables, cargadores, televisores, discos duros, audífonos, pilas, baterías, cámaras, calculadoras, lámparas, refrigeradores, microondas, y los 6 kilogramos puedes incluso parecer poco.

Planeta e-waste

En el mundo se producen alrededor de 50.000.000 de toneladas de e-waste al año.

Esto se debe a los rápidos avances de la tecnología y la renovación periódica de equipamientos y dispositivos como celulares, audífonos, computadores, productos TI, etc. Los desechos electrónicos se han convertido en la principal fuente de residuos generados a nivel mundial, y es un que seguirá creciendo si no gestionamos de forma eficiente estos desechos.


Estimaciones realizadas por PACE, Plataforma de Aceleramiento de la Economía Circular, y la Coalición de E-Waste de las Naciones Unidas, señalan que, de mantenerse la actual gestión de desechos electrónicos, la cifra anual se elevaría a 120 toneladas para el 2050.

Cifras a nivel usuario

44 millones de toneladas

de e-waste fueron producidas en 2017, eso significa más de 6 kilos por cada persona en el planeta.

¿Realmente somos capaces de producir tanta basura electrónica?

En el mundo existen alrededor de 3 billones de smartphones activos y solo en 2018 se vendieron 1.43 billones de smartphones nuevos.

¿Cuántos celulares o smartphones has tenido durante tu vida?

Los usuarios reemplazan sus teléfonos inteligentes aproximadamente cada 2.5 años.

La cantidad de smartphones que hemos tenido dependerá de varios factores, como edad, capacidad de adquisición, gustos, etc. Pero podríamos decir que según esta cifra, una persona de 30 años ha tenido un promedio de 6 celulares o smartphones en su vida. Ahora sumemos la cantidad de computadores estacionarios o laptops. Ahora cables, cargadores, televisores, discos duros, audífonos, pilas, baterías, cámaras, calculadoras, lámparas, refrigeradores, microondas, y los 6 kilogramos puedes incluso parecer poco.

En la actualidad sólo el 20% de los residuos electrónicos generados, se recicla formalmente.

FUENTE: PACE


Esto se debe principalmente a cómo funciona nuestra economía y el sistema productivo, que hoy se conoce como un sistema lineal, basado en la extracción de recursos para crear productos o servicios y luego desecharlos. Pero los años, el aumento de la población y el deterioro del medio ambiente, han demostrado la necesidad de pensar en un modelo económico más sustentable.


La economía circular propone así, un modelo nuevo, donde se prolongue el valor y la vida útil de los recursos, pensado desde el diseño, en la mantención y la reutilización que tendrán los componentes usados.


Los productos deben ser diseñados pensando en su reutilización, durabilidad y reciclaje, y luego fabricados. Es una nueva forma de pensar, que requiere esfuerzos a nivel de empresas, gobiernos y personas.


La innovación juega un rol importante en la economía circular, al repensar cómo utilizamos las materias primas para reducir al máximo el impactos de estos desechos y extender la vida útil de los dispositivos, ya sea a través de su reparación, mayor durabilidad o transformación a otro producto o servicio.


Economía

circular

Economía

circular

En la actualidad sólo el 20% de los residuos electrónicos generados, se recicla formalmente.


Esto se debe principalmente a cómo funciona nuestra economía y el sistema productivo, que hoy se conoce como un sistema lineal, basado en la extracción de recursos para crear productos o servicios y luego desecharlos. Pero los años, el aumento de la población y el deterioro del medio ambiente, han demostrado la necesidad de pensar en un modelo económico más sustentable.


La economía circular propone así, un modelo nuevo, donde se prolongue el valor y la vida útil de los recursos, pensado desde el diseño, en la mantención y la reutilización que tendrán los componentes usados.


Los productos deben ser diseñados pensando en su reutilización, durabilidad y reciclaje, y luego fabricados. Es una nueva forma de pensar, que requiere esfuerzos a nivel de empresas, gobiernos y personas.


La innovación juega un rol importante en la economía circular, al repensar cómo utilizamos las materias primas para reducir al máximo el impactos de estos desechos y extender la vida útil de los dispositivos, ya sea a través de su reparación, mayor durabilidad o transformación a otro producto o servicio.


El sistema de economía circular es un gran desafío, que entrega una serie de beneficios y oportunidades atractivas para todos los sectores, los que podrían ayudar a impulsar los cambios que el planeta necesita.

Valor y

oportunidades

Un gran problema asociado al e-waste es que estos dispositivos contienen sustancias peligrosas que terminan por contaminar el aire y el agua cuando no son procesados de manera correcta.


Este factor por sí solo debiera ser un incentivo para cambiar la forma en que creamos y consumimos tecnología, pero además existe gran valor económico al interior de un celular o televisor que dejó de funcionar, y mucho de ese material hoy termina en un relleno sanitario u olvidado en un cajón de nuestro hogar.

Una economía circular bien aplicada podría reducir el costo de los artefactos electrónicos para los consumidores en un 7% al 2030 y 14% al 2040.

FUENTE: PACE



Además de beneficios económicos, este tipo de modelo crearía cientos de nuevos puestos de trabajo en todas las fases del proceso. Se abre un nuevo campo para ingenieros, diseñadores, economistas y trabajadores no profesionales, entre otros, quienes aportarán a disminuir el e-waste a través del diseño sustentable, la reincorporación de materias a nuevos productos, la extensión de vida útil y finalmente el tratamiento con reciclaje de alta calidad.

Pensando

fuera de la caja

Pensando

fuera de la caja

Reducir la cantidad de e-waste a través del reciclaje también significa disminuir el uso de energía y el impacto medioambiental que proviene de la creación de productos electrónicos.

En la actualidad hay gobiernos, empresas y organizaciones mundiales abogando por iniciativas centralizadas para detener la producción excesiva de e-waste. También existen iniciativas sociales, que ayudan a concientizar la sociedad a unirse y hacerse responsables de sus propios residuos electrónicos, ya sea reciclando o reutilizando.

“Esculpiendo un futuro para el e-waste”


Hewlett Packard Enterprise convocó al artista Zayd Menk para crear una réplica un sector de Londres utilizando sólo desechos electrónicos creados por la misma empresa. Años antes, Menk ya había creado una réplica de Manhattan, recolectando piezas y desechos de sus amigos y familia.

“Esculpiendo un futuro para el e-waste”


Hewlett Packard Enterprise convocó al artista Zayd Menk para crear una réplica un sector de Londres utilizando sólo desechos electrónicos creados por la misma empresa. Años antes, Menk ya había creado una réplica de Manhattan, recolectando piezas y desechos de sus amigos y familia.

“Isidore Electronics Recycling”


Es una empresa dedicada al reciclaje de artículos electrónicos, pero que además, realiza capacitaciones y le da trabajo a ex convictos, realizando una retribución social y medioambiental, buscando innovadoras formas de reciclar.

Iniciativas de entel

Participa de la disminución del e-waste reciclando tus equipos telefónicos, accesorios y baterías en desuso, en los buzones de reciclaje ubicados en nuestras tiendas y otros lugares habilitados.



Encuentra tu punto de reciclaje más cercano.