[

Por: Alexis Ibarra

Solo este año se venderán en Chile 10.184.000 celulares y, según cifras de la consultora IDC, entre 2010 y 2016, se comercializaron casi 80 millones de aparatos en el país.


"Hace años que hay más celulares que personas en Chile, por lo tanto, es necesario aumentar su reciclaje", dice el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena.


Lo cierto es que las actuales cifras de reciclaje son preocupantes: solo el 5,5% de los celulares se recolecta y el 5,2% es valorizado, es decir, sus componentes se reutilizan.


Tampoco hay muchas iniciativas que se dediquen a recolectar los aparatos. El Metro tenía puntos de recolección de celulares en algunas estaciones. Recibía, en promedio, 2 mil aparatos mensuales. Desde 2009 hasta comienzos de 2017 recibieron 279 mil dispositivos, cuenta Gabriela Pérez, gerenta general de Degraf empresa que se encarga de reciclar estos aparatos. Lamentablemente la iniciativa se detuvo este año.


Triciclo, institución reconocida por su labor de reciclaje, no recibe celulares. Tampoco lo hace el reconocido Punto Limpio de Vitacura "porque (el celular) tiene un tratamiento más complejo que el tetrapack o las botellas de vidrio", dice Michael Ecclefield, director de Sustentabilidad e Innovación de la Municipalidad de Vitacura.


Los celulares que recibe Degraf por ejemplo, son "deshuesados" para separar sus componentes. "En Chile no hay fundiciones que se encarguen de reciclar los metales que contienen los celulares. De ahí que el proceso se completa enviando los materiales ya separados a EE.UU.", dice Pérez.


Nueva Generación


La Municipalidad de Vitacura y la Fundación Chilenter lanzaron esta semana una aproximación distinta a esta problemática. Se trata de una campaña en 18 colegios de la comuna, en la que se invita a los niños a recolectar los celulares olvidados en sus casas para llevarlos al colegio.


Según Ecclefield, se calcula que la iniciativa llegará a cerca de 15 mil familias. "Durante dos semanas les entregamos material educativo y los incentivamos a que traigan, no solo los celulares, sino los cables y los cargadores también".


La Fundación Chilenter comenzó reacondicionando computadores viejos para donarlos a colegios. "Pero pronto tuvimos que hacernos cargos de su reciclaje. Luego nos dimos cuenta de que el reciclaje de celulares también era una necesidad", cuenta Irina Reyes, directora ejecutiva de la fundación.


La campaña se enfoca en los colegios, porque los niños tienen una sensibilidad especial con el medio ambiente y la tecnología. "Para ellos es importante saber que con una tonelada de celulares se pueden obtener 450 gr de oro, mientras que de una tonelada de material minero solo se obtienen 4 gr. De hecho, el paladio, otro mineral obtenido del reciclaje, iguala en cantidad al que se obtiene en tareas extractivas que pueden ser contaminantes", dice Reyes.


Llegar a los niños es un buen enfoque, sobre todo pensando en que el 80% de los chilenos declara no reciclar —según la Tercera Encuesta Nacional del Medio Ambiente— que el 32,7% no lo hace por falta de costumbre y el 26,9%, porque no encuentra dónde hacerlo.


La Carta de Conectividad Humanitaria fue lanzada durante el Mobile World Congress 2015 y ya cuenta con más de 108 operadores móviles firmantes cubriendo más de 77 países.


Esta situación debería cambiar en un futuro próximo. En mayo del año pasado se promulgó la Ley de Fomento al Reciclaje, que obliga al productor o importador de un producto a financiar la recolección y reciclaje de sus residuos. Los aparatos eléctricos y electrónicos son considerados prioritarios para esta ley.


"Somos testigos de cómo la industria se está adelantando a la Ley de Reciclaje, que obliga a los productores a establecer un sistema de reciclaje de celulares. Lo están haciendo a través de contratos con operadores de celulares, que incluyen renovación permanente de teléfonos, junto a un sistema de recolección de los aparatos antiguos" aclara el ministro.


La redacción de los reglamentos y la definición de las metas de reciclaje que se incluirán en la ley están en proceso, según el ministerio. Su implementación comenzará gradualmente, en el segundo semestre de este año.


En cuanto a los planes de reciclaje de las empresas operadoras, la que más ha avanzado es Entel, con tres iniciativas y más de 300 puntos de reciclaje, además de planes especiales para corporaciones. Movistar implementará buzones de reciclaje este año y tiene planes en que obliga al usuario a entregar su celular antiguo para obtener el nuevo. Wom, por ahora, solo tiene planes de reciclaje con sus trabajadores.


De los fabricantes, Samsung es uno de los pocos con plan de reciclaje. Trabajan con Degraf, y desde 2011 han recolectado mil toneladas de residuos electrónicos (entre ellos, celulares). Reciben los aparatos en sus tiendas y en los servicios técnicos de las principales ciudades del país.



Entel 4G

Solo uno de cada 20 celulares en Chile se recicla

12 May, 2017

Por: Alexis Ibarra

Solo este año se venderán en Chile 10.184.000 celulares y, según cifras de la consultora IDC, entre 2010 y 2016, se comercializaron casi 80 millones de aparatos en el país.


"Hace años que hay más celulares que personas en Chile, por lo tanto, es necesario aumentar su reciclaje", dice el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena.


Lo cierto es que las actuales cifras de reciclaje son preocupantes: solo el 5,5% de los celulares se recolecta y el 5,2% es valorizado, es decir, sus componentes se reutilizan.


Tampoco hay muchas iniciativas que se dediquen a recolectar los aparatos. El Metro tenía puntos de recolección de celulares en algunas estaciones. Recibía, en promedio, 2 mil aparatos mensuales. Desde 2009 hasta comienzos de 2017 recibieron 279 mil dispositivos, cuenta Gabriela Pérez, gerenta general de Degraf empresa que se encarga de reciclar estos aparatos. Lamentablemente la iniciativa se detuvo este año.


Triciclo, institución reconocida por su labor de reciclaje, no recibe celulares. Tampoco lo hace el reconocido Punto Limpio de Vitacura "porque (el celular) tiene un tratamiento más complejo que el tetrapack o las botellas de vidrio", dice Michael Ecclefield, director de Sustentabilidad e Innovación de la Municipalidad de Vitacura.


Los celulares que recibe Degraf por ejemplo, son "deshuesados" para separar sus componentes. "En Chile no hay fundiciones que se encarguen de reciclar los metales que contienen los celulares. De ahí que el proceso se completa enviando los materiales ya separados a EE.UU.", dice Pérez.


Nueva Generación


La Municipalidad de Vitacura y la Fundación Chilenter lanzaron esta semana una aproximación distinta a esta problemática. Se trata de una campaña en 18 colegios de la comuna, en la que se invita a los niños a recolectar los celulares olvidados en sus casas para llevarlos al colegio.


Según Ecclefield, se calcula que la iniciativa llegará a cerca de 15 mil familias. "Durante dos semanas les entregamos material educativo y los incentivamos a que traigan, no solo los celulares, sino los cables y los cargadores también".


La Fundación Chilenter comenzó reacondicionando computadores viejos para donarlos a colegios. "Pero pronto tuvimos que hacernos cargos de su reciclaje. Luego nos dimos cuenta de que el reciclaje de celulares también era una necesidad", cuenta Irina Reyes, directora ejecutiva de la fundación.


La campaña se enfoca en los colegios, porque los niños tienen una sensibilidad especial con el medio ambiente y la tecnología. "Para ellos es importante saber que con una tonelada de celulares se pueden obtener 450 gr de oro, mientras que de una tonelada de material minero solo se obtienen 4 gr. De hecho, el paladio, otro mineral obtenido del reciclaje, iguala en cantidad al que se obtiene en tareas extractivas que pueden ser contaminantes", dice Reyes.


Llegar a los niños es un buen enfoque, sobre todo pensando en que el 80% de los chilenos declara no reciclar —según la Tercera Encuesta Nacional del Medio Ambiente— que el 32,7% no lo hace por falta de costumbre y el 26,9%, porque no encuentra dónde hacerlo.


La Carta de Conectividad Humanitaria fue lanzada durante el Mobile World Congress 2015 y ya cuenta con más de 108 operadores móviles firmantes cubriendo más de 77 países.


Esta situación debería cambiar en un futuro próximo. En mayo del año pasado se promulgó la Ley de Fomento al Reciclaje, que obliga al productor o importador de un producto a financiar la recolección y reciclaje de sus residuos. Los aparatos eléctricos y electrónicos son considerados prioritarios para esta ley.


"Somos testigos de cómo la industria se está adelantando a la Ley de Reciclaje, que obliga a los productores a establecer un sistema de reciclaje de celulares. Lo están haciendo a través de contratos con operadores de celulares, que incluyen renovación permanente de teléfonos, junto a un sistema de recolección de los aparatos antiguos" aclara el ministro.


La redacción de los reglamentos y la definición de las metas de reciclaje que se incluirán en la ley están en proceso, según el ministerio. Su implementación comenzará gradualmente, en el segundo semestre de este año.


En cuanto a los planes de reciclaje de las empresas operadoras, la que más ha avanzado es Entel, con tres iniciativas y más de 300 puntos de reciclaje, además de planes especiales para corporaciones. Movistar implementará buzones de reciclaje este año y tiene planes en que obliga al usuario a entregar su celular antiguo para obtener el nuevo. Wom, por ahora, solo tiene planes de reciclaje con sus trabajadores.


De los fabricantes, Samsung es uno de los pocos con plan de reciclaje. Trabajan con Degraf, y desde 2011 han recolectado mil toneladas de residuos electrónicos (entre ellos, celulares). Reciben los aparatos en sus tiendas y en los servicios técnicos de las principales ciudades del país.



Entel 4G